Archivo del sitio

Cuando te dejan sin palabras

“No rechaces, ama. No critiques, ayuda. No condenes, perdona… Trata a los demás como te gustaría ser tratado”, dijo Jesús (Mateo 7:12)

Anuncios

Pequeñas Cosas

“Volviendo de una cita médica madrugadora,  “Seguidor” se quedó fascinado al ver cómo una chica de unos 16 años, al salir del Portal de su edificio, se santiguaba…. ¡Cuántas costumbres cristianas se pierden!  Y es que la cosa no es para menos…En la Parroquia, “Seguidor” sabe que algunos mayores, de 70 para arriba, aún lo hacen: hace 40 años era algo inherente al levantarse ó al salir de casa…pero, por acomodamiento, se ha dejado de hacer, de enseñar y de imitar… 

A “Seguidor” le resulta difícil recordar en qué momento le enseñaron a santiguarse, pero sabía que era algo importante cuando tenía que hacerlo al levantarse, al pasar o entrar en un Templo, cogiendo agua bendita mientras decía: “Que esta agua bendita nos dé Salvación y vida…”, ante algún peligro, al oír blasfemar, al bendecir la mesa, al encontrarse con un entierro ó antes de acostarse… Pero, hoy en día, la Señal de la Cruz, o no se hace ó se hace sin el sentido real y verdadero, bien haciendo una mímica ó un garabato…incluso un rito mágico, como si se avergonzaran de los que los ven ó porque lo vieron “malhacer” a otros… Por eso “Seguidor” estaba tan fascinado con el Gesto nada habitual de aquella chica…

Muchos piensan que, al hacerlo, se librarán de la mala suerte ó que es para pedir protección ó para agradecer que algo ha salido bien… Pero, “Seguidor” sabe que es lo que nos distingue a los cristianos: la CRUZ, el lugar donde Jesús murió por nosotros, y, sabe que, al hacer ese Gesto, recordamos la fidelidad a nuestra Fe en un mundo cada vez más contrario a todo lo que sea Dios y Religión…

Por tanto, “Seguidor” nos manda ¡¡Ánimos!! para demostrar que somos cristianos, empezando por estas Pequeñas Cosas…”

Aprender a santiguarse

Aprender a santiguarse

 

Un granito de arena

ayuno_2014_0

Decía Papa Francisco hace dos meses:

“Nos encontramos ante un escándalo mundial de casi mil millones de personas…. que todavía sufren hambre hoy. No podemos mirar a otra parte, fingiendo que el problema no exista. Los alimentos que hay a disposición hoy en el mundo bastarían para quitar el hambre a todos…Compartamos lo que tenemos, con caridad cristiana, con todos aquellos que se ven obligados a hacer frente a numerosos obstáculos para satisfacer una necesidad tan primaria …”

A veces, no es necesario irnos tan lejos… Desgraciadamente, siempre hay cerca alguien que necesita de nuestro granito de arena…

No hay excusas. Como dijo Luis Muiño:

“No hay justificación ética para no dar parte de nuestro dinero”

caridad

Una Semana Santa diferente

Camino de Santiago. Portada.Tríptico (1)Camino de Santiago. pag2Tríptico (1)

Seguimos con los Tapones para…

Aunque  Paula ya ha conseguido el dinero necesario para su tratamiento especial, (El viernes día 5 de Octubre, en el programa de Antena 3: “Te lo mereces”, a las 22 h, hablarán sobre ello…) la recogida de tapones continúa, porque, desgraciadamente hay más niñ@s que necesitan esta ayuda y, nosotros podemos contribuir fácilmente. Se seguirán dejando en el hall del Templo, donde los vendrán a recoger para unirlos a los del CEIP de Seixo, que fueron los que tomaron esta iniciativa.

Precisamente, representantes de esta Campaña en el CEIP de Seixo, agradecen a nuestra Parroquia la colaboración prestada en “Tapones para Paula”.

Y, desde aquí… 

agradecer a todos los que han colaborado de alguna forma, y en especial, dar “Gracias  a Manolo”, nuestro aportador más fiel desde que empezó esta Campaña, recogiendo tapones durante la semana y  llevando sus 3 ó 4 bolsas cada Domingo…

Carta a un maltratador

Gracias a Miguel Barbero Gómez dejo hoy aquí  “Carta a un maltratador”, escrito por un joven de 2º de Bachillerato.

 Carta a un maltratador

Por Fernando Orden Rueda 2º de Bachillerato, de Ciencias de la Salud. IES Bioclimático, de Badajoz.

II Premio del II Concurso Nacional ‘Carta a un maltratador’, convocado por la Asociación ‘Juntos contra la violencia doméstica’

Para ti, cabrón: Porque lo eres, porque la has humillado, porque la has menospreciado, porque la has golpeado, abofeteado, escupido, insultado… porque la has maltratado. ¿Por qué la maltratas? Dices que es su culpa, ¿verdad? Que es ella la que te saca de tus casillas, siempre contradiciendo y exigiendo dinero para cosas innecesarias o que detestas: detergente, bayetas, verduras… Es entonces, en medio de una discusión cuando tú, con tu ‘método de disciplina’ intentas educarla, para que aprenda. Encima lloriquea, si además vive de tu sueldo y tiene tanta suerte contigo, un hombre de ideas claras, respetable. ¿De qué se queja?

Te lo diré: Se queja porque no vive, porque vive, pero muerta. Haces que se sienta fea, bruta, inferior, torpe… La acobardas, la empujas, le das patadas…, patadas que yo también sufría..

(más…)

¡Por la Vida!: Bebé dentro de su mamá.