El Tesoro escondido

Crónica del Principio de Catequesis

Los niños, chavales y catequistas nos reunimos para buscar un “tesoro escondido“… 

Todos salimos al hall de la iglesia, menos los catequistas que quedaron escondiendo el “tesoro” dentro del templo…

Macame nos explicó que se trataba de buscar un “tesoro”, algo especial en medio de otras cosas importantes…y lo debíamos hacer sin decir ninguna palabra y de forma disimulada… en el momento en el que creyésemos haberlo encontrado, teníamos que hacer como si no lo hubiéramos visto y, discretamente, ir junto a un catequista y contarle en un susurro dónde lo encontramos. Si acertábamos, quedábamos al lado del catequista. Si no, habría que seguir…

Donde estará

 

Había un paquete de clínex, un boli de los caros, unas llaves de coche, un móvil, unas chocolatinas (que cogió Manolo y ya no las vimos más, jajaja) y hasta ¡¡¡Un catequista escondido dentro del confesionario!!!…. 

Como en la vida: algunas cosas que tenemos delante no las vemos…

Unos lo encontraron más pronto que otros…

Lo encontramos

Luego, Piti nos explicó “eso del Tesoro” … Nos recordó que algo parecido ocurre en esta parábola que contó Jesús: «El reino de los cielos se parece a un tesoro escondido en el campo: el que lo encuentra, lo vuelve a esconder y, lleno de alegría, va a vender todo lo que tiene y compra el campo»…

Que existe realmente un tesoro escondido. Algunos ya lo han descubierto, pero, lamentablemente, hay otros muchos que todavía no han tenido posibilidad de descubrirlo… Ese tesoro es el Reino de Dios, representado en una Cruz chiquitita pero muy importante…   Y además, contiene ALEGRÍA porque Dios quiere que todos nosotros, seamos felices, y que ayudemos a otros a ser felices también…

el tesoro

Finalmente, quedamos en dibujar unas personas con caras sonrientes, para colocarlas en el Templo y acordarnos de la Alegría que debemos manifestar…

Y comenzamos la Celebración… Manolo nos dio el “aviso”; Ana leyó las Moniciones; Lucía y Jose leyeron las Lecturas; cantamos un Aleluya nuevo… (Desafinamos pero los micros no se rebelaron esta vez, jajaja…) Las Preces fueron cosa de Ale, Irene, Carla, Iria y Yanira. Colocamos sobre el Altar las huchas del Domund… 

Donjo dio una Bendición final para todos y entregó una Cruz y las Carpetas a cada catequista…

seré alegre

Y no podíamos marcharnos sin las ansiadas golosinas que algunos “buscamos” al principio como un Tesoro escondido…

 ¡Gracias, Donjo!toffes turcos

 

Publicado el 22 octubre, 2014 en Cosas de nuestra parroquia y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Gracias por mandarme este mensaje, aunque estoy muy lejos de Mogor, todos ustedes están bien cerca de mi corazón y en mis oraciones.

  2. Administradores

    ¡Nos “ALEGRA” que nos sigas y que nuestro blog te aporte cosas positivas! Salud para tu familia y, en especial para Daniel y Mónica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: