A montar el Belén!!!

Hace un par de domingos, comentábamos el tema del día:

“En su libro sobre la infancia de Jesús, el Papa escribió que no había ni mula ni buey en el pesebre”… (En todo un libro, “lo más importante” es que el Papa dijera que no había ni mula ni buey… vaya, vaya…)  Además del “asombro”, añadíamos una disconformidad con el Papa, claro…

El Papa Benedicto XVI acaba de presentar el último, de tres libros, acerca de Jesús, titulado “La infancia de Jesús”. (Este tercer volumen sigue al primero publicado en 2007 sobre ‘La vida pública de Jesús’ y al segundo, publicado en 2011, acerca de ‘La pasión y muerte de Jesús’.)

Durante la Presentación del libro, se hacen breves reseñas a la obra…

La confusión surge porque un periodista se sorprende de que el Papa diga que, en el relato del Nacimiento de Jesús, los evangelios no hablan de animales… Entre todas las cosas que se explicaron, se queda con esa idea             ¡y mal!…

Su desconocimiento, lo extendió con la misma torpeza,  y puso de manifiesto una  ignorancia total de muchos católicos, yo incluida…

Así que, ante el revuelo, y, antes de hablar de más, busqué información…

 ¿Qué dicen los evangelios?

El nacimiento de Jesús lo narran Mateo y Lucas.

Mateo dice: “Y despertando José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su mujer. Pero no la conoció hasta que dio a luz a su hijo primogénito; y le puso por nombre Jesús.” (Mateo 1, 24-25)

Y después: “Jesús Nació en Belén de Judea, en Días del rey Herodes” (Mateo 2, 1).

O sea, que, por Mateo, no sabemos nada del lugar donde nació Jesús ni se dice nada de los animales… 

 Lucas es más preciso: dice que el  empadronamiento fue la razón de que María y José estuviesen en Belén:

“Y sucedió que, hallándose allí, le llegó la hora del parto, y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo recostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón…” (Lucas 2, 6-7)

Aquí, los lectores “suponemos” que están en una cuadra de ganado pero, de animales, no se dice nada… 

¿Qué dijo el Papa?

El Papa dijo que, aunque en el Evangelio no se hable de animales en este caso,  los creyentes dieron por supuesto el hecho… (Podemos advertir esto también en algunos villancicos que duran hasta hoy…)

Además, el Papa, en el libro, recomienda expresamente: “Ninguna representación del nacimiento renunciará al buey ni a la mula” (La infancia de Jesús, página 77).

O sea: que no es que el Papa haya dicho que, cuando Jesús nació no había ni buey ni mula, sino que, en los Evangelios no se dice nada de ello…

Por un mal periodista, fuimos todos detrás…

El libro “La infancia de Jesús” (Planeta), fue presentado oficialmente en España el 3 de diciembre, a las 19 horas, en la sede de la Biblioteca Nacional. El encargado de presentarlo fue el presidente de la Conferencia Episcopal, Antonio María Rouco Varela.

Aclarado el asunto, y como ya está cerca el día de la Inmaculada, podremos montar el nacimiento “tradicional”, un año más…

Origen del Belen

Publicado el 3 diciembre, 2012 en Información, Publicaciones y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. ¡Parabéns Macame! Este blog está cada día máis fermoso en contidos e en presentación. O Señor agradeceráche tantas horas adicadas e tanto amor. Moitos ánimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: