Domingo VII-ordinario-A

 

Este domingo que vén, o texto evanxélico é tan clariño que ata o comprendo eu, incluso no que ten de esixente. Non podo mirar para outro lado, coma se non fose comigo.

Desta volta o evanxeo vai acompañado do salmo co texto litúrxico. É un recoñecemento da transformación intensa e radical que o amor de Deus fai en quen nel confía.

Bicos e apertas.

Andres GV

Publicado el 18 febrero, 2011 en Liturgia, Presentaciones y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: